mujer globos
08.03.2013. Redacción
Experiencias personales , General

María Isabel Mayorga, junto a sus hijas, escribió este bonito cuento que les ayudó a superar una pérdida muy importante para ellas. Nos lo enviado para compartirlo con todos vosotros por si a alguien también le puede ser de ayuda. Le agradecemos sinceramente que haya escogido este blog para publicarlo.

Había una vez una mamá que quería ir al cielo.
Decía: Qué bonito debe ser volar por las nubes, tocar las estrellas y ver todo el planeta desde la luna.
Pero¿ cómo voy a subir?
¡Claro! ¡Ya está! Inflaré miles de globos de colores y ellos me llevarán hasta el cielo.

La mamá compró todos los globos que vendían en las tiendas de la ciudad. Tenía globos amarillos, azules, rosas, rojos, violetas, blancos, verdes…
Cogió un globo rojo ; lo sopló , lo sopló…lo sopló……y lo ató con una cuerdecilla a una silla.
Cogió otro globo, el azul, lo sopló, sopló…sopló…y lo ató a otra cuerda y dejó también en la silla.
Cogió un globo más, el amarillo. Lo sopló… ffffff… sopló…  ffff… ffffff…… ¡No podía soplar más!

Tuvo que dejarlo todo y se fue a la tienda a comprar un aparatillo infla globos y corrió a casa a seguir inflando globos.
Con el aparatillo inflaglobos iba muy deprisa: ffffuuuu… ya esta el inflado el rojo, fffffffffuuuuuuu… ya está inflado otro azul… ffffff, ya está el verde…..

Y así infló miles de globos de muchos colores.

Salió al jardín con dificultad llevando todas las cuerdas y los globos volando. Se ató la cuerda a la cintura y …ssshhhhh…….. ¡¡¡¡¡ la mamá empezó a volar….!!!
Los globos subían y subían. La mamá empezó a ver los tejados de las casas.
Subía y subía. Los pájaros volaban a su alrededor .
Subía y subía. Las personas abajo eran muy chiquititas ¡parecían hormigas!
Hacía frío y la mama se puso los guantes y la bufanda que llevaba en el bolsillo.
Seguía subiendo y tocó las nubes con las manos.
¡El cielo era precioso!
Miles de globos de colores llevaron a la mamá hasta la luna y allí se paró y se sentó.
La mamá estaba maravillada. Veía el planeta Tierra, azul brillante. Las estrellas y los otros planetas daban vueltas alrededor y la mamá se emocionó mirando tanta belleza.

La mamá estuvo muchos días en la luna, contemplando, disfrutando… hasta que un día dijo: Bueno, ya va siendo hora de bajar. Tengo muchas ganas de abrazar a mis hijas y a mi madre y a mis hermanas. ¡Quiero volver a la Tierra! ¿¿¿¿Y ahora cómo bajo???

Pensó y pensó…

¡Claro! ¡Ya está! Soltaré globo a globo e iré bajando de nuevo hasta la Tierra.
Tenía que hacerlo despacio. Uno a uno.
Cogió una cuerdecilla del globo rojo y la soltó .El globo se soltó y ¡plofff! ¡Qué sorpresa! Del globo rojo salió una mariposa sonriente que voló más rápido hacia la Tierra.
La mamá soltó el globo azul. ¡Ploff! Del globo salieron pequeñas gotas de rocío, que se esparcieron por el cielo y se unieron a las nubes.
La mamá soltó el globo amarillo… y al estallar , cien flores se esparcieron yendo a parar poco a poco hasta la Tierra.

La mamá iba bajando poquito a poquito y cada vez que estallaba un globo , como por magia, salían mariposas, hojas , flores y gotas de rocio.

Tardó casi un año en llegar otra vez a la Tierra .

Al final , solo le quedaban tres globos y por fin puso los pies en la Tierra.
¡Oh…! ¡Que maravilla ¡ La Tierra es preciosa!. ¡Qué árboles! ¡Como se escuchan los pájaros! ¡Qué bien huele!
¡Voy corriendo a casa! Corría y corría y de pronto vio a sus tres hijas. ¡Hijassss!!!! Las abrazó fuertemente.

Las hijas preguntaron ¿dónde has estado, mama?
- Pues en el cielo hijas .
- ¿Y esos globos?
- Esos globos son para vosotras. Han viajado del cielo conmigo.

La mamá tenía mucha hambre y preparó unas tortitas con chocolate que se comió con sus hijas muy contenta. Les contó todo, lo que había visto en el cielo y como por arte de magia salían mariposas, flores y gotas de rocío cuando estallaba cada globo.

- ¡Te hemos echado de menos mamá!
- ¡Y yo a vosotras!
- Si te vas otra vez avísanos…… ¿eeeh?
- Bueno, lo intentaré. Pero si me tengo que ir otra vez y no os puedo avisar, mirad el cielo, las nubes, la luna y las estrellas Allí estaré. Os quiero.

María Isabel Mayorga Tarriño e hijas. 2012

Un comentario a “Mamá se va al cielo”

  1. 13.04.2014. Hija dijo:

    Agradezco a mi madre todo lo que hace por nosotras, y me alegro de que haya hecho este cuento con nosotras.

Deja un comentario

* indica requerido
artmemori.com
Suscríbete por correo electrónico